jueves, 4 de julio de 2013

Sírfidos

Episyrphus balteatus

Las moscas cernidoras o moscas de las flores (Syrphidae) son los maestros del disfraz. Pertenecen al orden Díptera como sus parientes cercanos las moscas; sin embargo, a fin de no ser molestados, adoptan el aspecto de los himenópteros de aguijón: para ello se visten de colores negros y amarillos como las avispas o de colores pardos con bandas anaranjadas como las abejas.

Los depredadores llegan fácilmente a confundirlos con estos insectos más peligrosos (las picaduras de los himenópteros están grabadas a fuego en sus genes como para huir de ellos), manteniéndose así más seguros y confiados gracias a este mimetismo batesiano.


Chrysotoxum bicinctum

Eristalis arbustorum

Eristalis interrupta

Además de ser indicadores de biodiversidad, los sírfidos son beneficiosos para los intereses humanos en dos momentos de su vida: cuando son larvas, se alimentan de los perjudiciales pulgones (en algunos lugares se emplean como control biológico de plagas), al igual que las mariquitas, y cuando ascienden a pupar y se convierten en adultos, son consumidores de néctar y polen, manifestándose en importantes agentes de polinización.

Chrysotoxum cautum

Eristalinus taeniops

La hembra realiza la puesta próxima a una colonia de pulgones (huevos blancos menores de 1 mm.), y en cuanto las larvas emergen, diezman la población de sus presas.

También existen especies parásitas de himenópteros; incluso las hay que nacen en un hormiguero, manteniendo una relación simbiótica con la colonia, mientras que otras lo hacen en aguas estancadas o sustratos húmedos y putrefactos, alimentándose de residuos orgánicos (saprófagos) e incluso hongos.


Helophilus trivittatus


Scaeva pyrastri


Muchas larvas de sírfido (Eristalinae) son bastante peculiares: sin patas y con un largo tubo (apéndice caudal) a modo de sifón para respirar, mientras que otras tienen el aspecto de cualquier larva de díptero: un gusano más o menos regordete muy voraz y que crece deprisa.










 Eristalis tenax


Con más de 200 géneros descritos, existen alrededor de 5400 especies, de las que en España podemos encontrar cerca de 300. En las fotos que os muestro tengo ejemplares de 17 especies (confiando en que estén bien clasificadas), siempre teniendo en cuenta que no me he dedicado específicamente a "buscarlos" como en el caso de las mariposas.

Bien pudiera ascender a más de 100 el número de especies fotografiadas si se fuese directamente en su busca.


Eristalis pertinax

Eupeodes corollae

Syrphus torvus

Pese al éxito de su disfraz, resulta bastante sencillo distinguir a un sírfido de un himenóptero si nos fijamos un poco: existen tres características diferenciadoras; la primera en su cabeza: los ojos son "de mosca", grandes, "inocentes", casi desproporcionados en relación a la cabeza (el género Eristalinus tiene ojos realmente llamativos, atigrados o con lunares) y las antenas son muy cortas y sin la "articulación" que hace dos partes de los himenópteros; además, su boca tiene "trompa" como las moscas y no aparato masticador como las abejas y avispas; la segunda en sus alas: son dípteros, por lo que únicamente tienen dos alas "operativas" (las otras dos están atrofiadas a modo de balancines o "timones" para el vuelo: los halterios) a diferencia de los himenópteros que poseen cuatro; y la tercera, en su abdomen: si bien en algunos géneros como Volucella está cubierto de pelo, la inmensa mayoría son lampiños, y carecen de la "típica cintura de avispa", manteniendo un grosor más o menos uniforme en todo el cuerpo.

Y ya para nota... para distinguir a un sírfido de cualquier otro díptero: en sus alas tienen una vena característica: la vena "espuria".









Sphaerophoria scripta


Con tamaños que varían entre pocos milímetros y varios centímetros, todas las moscas cernidoras son expertas voladoras, y algunas especies pueden mantenerse suspendidas en el aire al estilo de los cernícalos, siendo relativamente sencillo hacer fotos "en vuelo" durante esa suspensión.

Su capacidad de cambiar de dirección y de velocidad sin girar el cuerpo es digna de admiración (y de estudios aerodinámicos). De ahí que necesiten esos ojos facetados grandes y potentes para obtener toda la información necesaria que les permita situarse de forma precisa en el corto espacio entre flores.




Volucella inanis


Existen entomólogos dedicados específicamente a esta superfamilia del orden de los dípteros, ya que su exclusiva etología, morfología y ciclo biológico, así como su utilización en agricultura como control de plagas o polinizador, hacen de ellos un sujeto de estudio más que interesante.



Volucella pellucens



Volucella zonaria


El hábitat de estos pequeños insectos es muy variado y los encontraremos allá donde haya flores, desde jardines y bosques a praderas o cunetas, en zonas húmedas o más áridas, mostrándose cuando comienzan a florecer los campos (dependiendo de las zonas, durante todo el año).








Syrphus ribesii


Árbol taxonómico: Arthropoda/ Insecta / Diptera / Syrphidae (Latreille, 1802) [subfamilias Eristalinae, Microdontinae y Syrphinae]; más de 200 géneros y 5000 especies.

Nombre en inglés: Hover flies, Flower flies
Nombre común: Mosca cernidora, Mosca de las flores, Sírfido

Distribución: Todo el mundo, en una amplia variedad de hábitats.
Hábitat: Allá donde (y cuando) existan flores.






 Episyrphus balteatus

ENLACES:
En inglés:
Fotos:


Eristalinus taeniops



(c) Javier Díaz Barrera, 2013.