martes, 30 de abril de 2013

Olmera



La Olmera (Nymphalis polychloros) es una mariposa de tamaño mediano a grande (hasta 6,5 cm. de envergadura alar), con un reverso muy oscuro, similar a otros representantes de los ninfálidos, como la Mariposa Pavo Real (Inachis [Aglais] io), la ortiguera (Aglais ichnusa, A. urticae) o la  C-blanca (Polygonia c-album) que ya conocemos, con los que comparte también la forma recortada o "dentada" de sus alas simulando el contorno de una hoja.


El anverso colorido (color leonado-anaranjado, con manchas negras y blancas y lúnulas reflectantes de color azul en el borde) puede confundirse con el de la ortiguera, si bien en esta son más abundantes las manchas blancas y solo tiene tres puntos negros en la parte inferior del reverso del ala anterior, mientras que la olmera suele tener cuatro o más.


Su nombre, como el de toda la familia (Nymphalidae) proviene de la mitología y hace referencia a las    ninfas, deidades menores asociadas con la naturaleza y propias de cada accidente geográfico (bosques, fuentes, ríos, arroyos...), mientras que su apellido proviene del griego poli, muchos y chloros, en referencia a las lúnulas de color azul verdoso que festonean el borde de sus alas.


Se trata de una mariposa univoltina que hiberna como adulto, oculta entre las grietas de los troncos o rocas (de ahí la coloración críptica del anverso de sus alas, que le facilita el pasar desapercibida), eclosionando los huevos puestos por las hembras al finalizar el invierno en olmos y sauces (también otros árboles frutales de las rosáceas) en cuanto éstos desarrollan sus inflorescencias y permitan alimentarse a las orugas.Por eso, los ejemplares que veis aquí han sido fotografiados a principios de la primavera (marzo-abril), que corresponden a los adultos que han pasado el invierno ocultos y a mediados del verano (junio-julio), los ejemplares jóvenes recién salidos de su crisálida. En zonas del sur de la península con clima más benigno, se han citado en todos los meses del año.


Encontraremos a la olmera cerca de bosques caducifolios (chopos, olmos, sauces, rosáceas leñosas) o en sus márgenes, siempre que estos tengan un curso de agua cercano o la humedad suficiente. Sus orugas, negras con puntos blancos y con bordes dorados recubiertos de grandes espinas, tienen comportamiento gregario, llegando a dejar sin hojas a su árbol huésped (por lo que en ocasiones son consideradas como plaga). Muchas avispas se sirven de la oruga de la olmera para desarrollar a su prole (son parasitadas por himenópteros).


Se ha citado hasta los 2000 msnm., desde el norte de África y todo el sur de Europa hasta la zona mediterráneo, llegando hasta las estribaciones del Himalaya (citada en Turquía, Kazajistán o Túnez, por poner algún ejemplo). En España podemos encontrarla prácticamente en toda la península.


Cuando se posa para alimentarse lo hace generalmente con las alas abiertas, siendo un ejemplar fotográfico excelente. También, como el resto de parientes citados al principio, tiene predilección especial por posarse en el suelo, y muchas veces tendremos que conformarnos con hacerle la fotografía allí.

Árbol taxonómico: Animalia / Arthropoda / Hexapoda / Insecta / Lepidoptera / Nymphalidae / Nymphalis / Nymphalis polychloros (L., 1758)

Nombre en inglés: Large Tortoiseshell
Nombre común: Olmera, Mariposa de los Olmos,

 

Distribución: Norte de África y sur de Europa, hasta el Himalaya.

Generaciones: Univoltina. Hiberna como adulto.
Hábitat: Zonas boscosas de hoja caduca (principalmente Ulmus -olmo-,Populus -chopo, álamo-, Salix -sauce-, Malus -manzano- y Prunus -cerezo, ciruelo-), cercanas a cursos de agua; lugares húmedos y bordes de caminos.









(c) Javier Díaz Barrera, 2013.