martes, 15 de abril de 2014

Inaugurando la primavera en Val de San Lorenzo


Este pasado domingo de Ramos un grupo de amigos fuimos a pasar la mañana por los alrededores de Val de San Lorenzo, cerca de Astorga. Me sorprendió la incipiente primavera, en plena explosión de color y vida, y con una variedad de fauna y flora impensable para un mes de abril por esta zona.




Los árboles aún "esqueléticos", comienzan a asomar tímidamente sus brotes nuevos. Espinos y árboles frutales exhiben su floración a los insectos polinizadores, y las primeras flores silvestres hacen su aparición: Rúculas, Celidonias, Ranúnculos, Leucanthemopsis, Lamium, LlanténCardamine, el omnipresente Diente de León, Romero, la primera orquídea de la temporada, Agujas de pastor, Pan y quesillo... comienzan a alegrar los prados y el monte.





Pero no se queda ahí la cosa: docenas de especies de himenópteros, dípteros (varios sírfidos y empídidos) y coleópteros, como el ubicuo Psylotrix viridicaeruleus (del que pronto habrá una entrada en este blog) ayudan a progresar a la explosión vegetal, distribuyendo su polen.








Algo que me sorprendió muy gratamente es la variedad (no así la cantidad) de especies de mariposas que pudimos ver: la Aurora, un par de Colias, un par de Vanessas, varios licénidos, la mayoría Cardenillos, (Tomares ballus), Pararge aegeria, alguna Coenonympha, algún Pavo Real, varias blanquitas, un par de hespéridos, y la gran sorpresa de la mañana: la primera Zerynthia de la temporada.







Como os comento, nunca había visto a mediados de abril tanta variedad, tanto de flora como de fauna. Animaos... el campo está precioso... no podéis perdéroslo... además, ranas, mirlos y alondras ya participan con sus cantos en la banda sonora :)











Como veis, hoy la entrada han sido básicamente fotos... espero no haberos aburrido. Me encanta la primavera... y la única forma que tengo de mostrárosla es a través de un montón de fotos. Disfrutad de esta explosión de vida.

(c) Javier Díaz Barrera, 2014.