viernes, 11 de octubre de 2013

El encanto de las polillas

Lasiocampa trifolii
Durante este verano he tenido la suerte de acudir, junto con los biólogos David Manceñido y Félix G. Estébanez, a la colocación de dos trampas de luz para su trabajo de investigación sobre Heterocera en la provincia de León. Acaban  de finalizar la edición de su libro de mariposas diurnas de la provincia de León (resultado de 8 años de trabajo y del que tendréis cumplida información cuando salga a la venta, en unos días) y ya llevan inmersos varios años en la ardua tarea de la catalogación de mariposas nocturnas de la provincia. En las dos horas que estuvimos con ellos (la primera vez en Zambroncinos -5 de agosto- y la segunda en Garfín -7 de septiembre-, esta última como continuación del testing diurno que publiqué aquí), tuve la ocasión de hacer alguna fotografía que os muestro con su identificación pertinente facilitada por Félix.

 Acontia lucida  -  Acontia lucida  -  Acronicta euphorbiae

Agrotis ipsilon
 
 Pseudoterpna coronillaria  - Palpita vitrealis

Mythimna vitellina  -  Thaumetopoea pityocampa

La trampa de luz "activa" consiste básicamente en la colocación, preferiblemente en noche de luna nueva, de una sábana blanca sujeta mediante unos soportes y dos potentes focos, uno por cada lado de la sábana (la alimentación eléctrica se efectúa mediante un generador portátil y varios metros de cable; podéis haceros una idea en las fotos del final). Las mariposas nocturnas se sienten atraídas por la potente luz, posándose en la sábana que cuelga en vertical.

Thaumetopoea pityocampa  -  Thalpophila vitalba

Polyphaenis xanthochloris  -  Tyta luctuosa  -  Tortricidae

Además de mariposas, muchos otros insectos acuden a la "llamada de la luz" (de hecho se utiliza también para evaluar artrópodos), pero íbamos buscando mariposas nocturnas, y la única forma de evaluar la biodiversidad de Heterocera de una cuadrícula de observación (10x10 km) es mediante este artilugio o las denominadas "trampas pasivas", con multitud de formatos e ingenios (más información aquí: Métodos de trampeo entomológico). Además de la observación directa en la propia tela, en la base se colocan hueveras de cartón para que los bichos más tímidos puedan cobijarse en ellas.

Chondrostega vandalicia

Autographa gamma  -  Crambidae

Diacrisia sannio  -   Eilema complana

Lo más interesante de estos métodos es que curiosamente cada mariposa tiene unas horas determinadas (al anochecer, en mitad de la noche, al clarear el día) donde su actividad es mayor, por lo que la misma trampa de luz no arroja los mismos resultados a las once de la noche que a las cuatro de la mañana, de modo que se trata de un arduo trabajo el de estos amigos entomólogos. Con suerte, en una buena trampa, pueden reconocer alrededor de 20 o 30 nuevas especies que catalogan convenientemente, anotan, fotografían y conservan ejemplares. Siempre hablamos de macrolepidópteros, ya que los "micro" son literalmente "legión".

Eilema uniola

Ochropleura plecta  -    Palpita vitrealis

Phragmatobia fuliginosa

Las mariposas nocturnas en España están muy poco estudiadas, apareciendo constantemente nuevas especies. La identificación es compleja y difícil, pero como en cualquier tarea, la práctica hace maestro. El trabajo de personas como David y Félix permitirá, en pocos años, construir una base de datos que permita evaluar la biodiversidad de una cuadrícula.

Ennomos sp  -   Lasiocampa trifolii  -  Lasiocampa trifolii

Ennomos sp  -   Lasiocampa trifolii

Lasiocampa trifolii
Muestreos posteriores ayudarán a seguir la evolución de las distintas especies, así como su número, lo que permitirá el estudio del deterioro y la conservación de los hábitats, el control de plagas agrícolas, etc. La publicación de índices y catálogos es el resultado de estas investigaciones, que las nuevas generaciones de biólogos están llevando a cabo en toda España.

Noctua janthe




Como veis, para los amantes de las mariposas, se trata de una actividad diferente, curiosa y atractiva, que sin lugar a dudas repetiremos en breve.

Leucoma salicis
(c) Javier Díaz Barrera, 2013.