viernes, 18 de enero de 2013

Palomilla



La palomilla o "Sangre de Cristo" (Fumaria officinalis) es una de las plantas silvestres utilizadas tradicionalmente (como todas las que llevan su apellido: "officinalis", utilizado en la "oficina" o botica) como remedio para enfermedades del hígado.

Su gran cantidad de principios activos hace que sea utilizada como planta medicinal formando parte de muchas preparaciones y contra muy diversas acepciones. Al pertenecer a la familia de las papaveráceas, como la amapola o el opio, es necesario poner atención a las dosis, ya que una cantidad mayor de la indicada será tóxica. Se recogen únicamente sus flores y se dejan o no secar en relación al uso.


 Su nombre proviene del latín "fumus" (humo), y esta denominación data de la antigüedad, ya que desde los tiempos de Plinio el Viejo circulaba la leyenda de que esta planta no nacía de semillas, sino del humo que salía de las entrañas de la tierra. Su olor acre característico (debido al ácido fumárico), así como el líquido obtenido al exprimir sus flores, provocan lagrimeo al igual que lo hace el humo.

Los usos mágicos de la planta indicaban su quema, obteniéndose un humo espeso que ahuyentaba a los malos espíritus. Además, la tradición dice que realizando una infusión de esta planta una vez a la semana y rociándola por la casa, ésta será receptiva a riquezas y dinero.


Es una planta de tallo bajo, a menudo rastrero y ramificado, de no más de 30 cm. de altura, con hojas alternas y flores tubulares, que van del blanco al rosa, con un rojo intenso en su extremo, agrupadas en espigas de hasta 20 flores. Es nativa del viejo continente, aunque puede encontrarse en Asia occidental y el norte de África. Florece a principios de primavera y permanece hasta mediado el otoño.

Algunas de las fotos que os presento son de este mes de enero de 2013 en Asturias (al lado de la playa de La Gueirúa), y suponen el "estreno oficial" de mi nueva cámara, la Sony A77.


Sus propiedades medicinales son muy extensas, utilizándose tradicionalmente para regular la función hepática, como diurético y laxante. En uso tópico (zumo fresco o polvo desecado en forma de compresa) se utilizaba para eliminar la capa láctea de la placenta que cubre el cuero cabelludo en los recién nacidos o para aliviar eczemas. Como infusión ligera se utiliza para aliviar cefaleas y migrañas, así como tonificante cardiaco y regulador de arritmias e hipertensiones.

Su sabor es amargo, y la presencia de taninos hace difícil su eliminación, siendo necesario cuidar las dosis, ya que una cantidad excesiva resulta tóxica. El ácido fumárico es su principal principio activo, así como ácidos fenólicos, flavonoides y alcaloides.


Árbol taxonómico: Plantae / Magnoliophyta / Magnoliopsida / Ranunculales / Papaveraceae / Fumaria officinalis (L. 1753) [subs. F.o. capensis, F.o. cilicica, F.o. wirtgenii]

Nombre en inglés: Earth Smoke, Common Furnitory
Nombre común: Palomilla, Sangre de Cristo, hierba de conejo, fumaria, perejil de borrico, yerba colorada

Distribución: Europa, Asia occidental, Norte de África. Hasta 1500 msnm. Desde comienzos de primavera hasta mediados de otoño.
Hábitat: Arcenes, suelos secos, escombro, terrenos cultivados, terrenos baldíos, jardines.


(c) Javier Díaz Barrera, 2013