domingo, 21 de octubre de 2012

Cardo azul



El cardo azul o cardo de La Magdalena (Eryngium bourgatii) es una especie característica de zonas medias-altas (entre 700 y 1500 msnm) y rocosas (montaña, pedregales y pastizales de montaña frecuentados por ganado). De una cepa leñosa con hojas de color verde bordeadas de blanco, surgen varios tallos de algo menos de medio metro de altos, con hasta siete inflorescencias por tallo y un color azul amoratado característico.


Desde el comienzo del verano hasta bien entrado el otoño (si el clima es benigno) podremos encontrarlo en zonas de altitud moderada, en las sierras de casi toda la península, buscando el sol (nunca crecen a la sombra), tanto en la cordillera Cantábrica como en Pirineos, sistema Central y sistemas Bético e Ibérico.


Su nombre, "Eryngium" puede derivar de "Erinaeus", palabra que significa "erizo", en alusión a su defensa espinosa. Tradicionalmente, se ha utilizado como planta decorativa de flor seca, ya que se mantiene largo tiempo en perfectas condiciones si se recolecta a tiempo y se deja secar para que pierda la humedad.


Se dice que las comadrejas y otros mustélidos, si son mordidos por alguna culebra, se restriegan contra esta planta para evitar los efectos del posible veneno. Al contrario que muchas otras especies de Eryngium, que se toman como deliciosa verdura, este cardo NO debe consumirse ya que es tóxico.


Prefiere suelos básicos y pobres en nitrógeno, siendo indicador de alcalinidad del terreno. No necesita mucha humedad, pero tampoco soporta muy bien las heladas a destiempo.


Árbol taxonómico: Plantae / Magnoliophyta / Magnoliopsida / Apiales / Apiaceae / Eryngium bourgatii (Gouan)
Nombre en inglés: Mediterranean Sea Holly, Picos Amethyst, Picos Blue, Bourgati's Eryngo, Oxford Blue
Nombre común: Cardo azul, Cardo panical, Cardo de la Magdalena, Cardo de puerto, Cardo blanco, Alguerrico


Distribución: Sur de Francia y cordilleras españolas
Hábitat: Suelos poco nitrogenados, roquedales, pedregales, pastos de montaña frecuentados por el ganado o los jabalíes.




(c) Javier Díaz Barrera, 2012