jueves, 16 de junio de 2016

Exosoma lusitanicum



En estos días de primavera es muy común encontrarse con cientos de estos pequeños coleópteros habitantes de las flores, sobre todo de las compuestas o del lino.


Como máximo de 1 cm. de largos, suelen ser bastante abundantes por zonas, llegando a la categoría de plaga, máxime si en tu jardín tienes narcisos (sus larvas acaban con los bulbos de estas flores; de ahí su nombre común de Galeruca de los Narcisos). También les gustan mucho las hojas de parra, de modo que en algunos lugares deben ser controlados para evitar daños en los viñedos.


Gusta de días soleados y no es nada asustadizo, por lo que es muy fácil hacerle fotos. A primeros de junio está en plena etapa reproductora y se pueden localizar cientos de cópulas en un radio bastante corto, casi en cualquier capítulo floral (en mayor medida en asteráceas) que nos encontremos en nuestros paseos por el campo, sobre todo en zonas de matorral bajo.



De color naranja, en ocasiones algo más rojizo o algo más amarillento, tiene un pequeño escudete negro, y los élitros son un poquito más anchos que el protórax. Cabeza, antenas y patas son negras, al igual que el vientre.



Su distribución en la península ibérica abarca todas las provincias españolas además de Portugal, siendo más frecuente en zonas soleadas.  Su apellido hace referencia a la Lusitania romana, hoy Portugal, por ser abundantemente citado en dicho territorio.



Árbol taxonómico: Arthropoda/ Insecta / Coleoptera / Chrysomelidae / Exosoma / Exosoma lusitanicum (Linnaeus, 1767) [sin. E. lusitanica]




Nombre en inglés: Daffodil leaf beetle 
Nombre común: Galeruca de los narcisos, Escarabajo naranja
Distribución: Mediterránea, toda la península ibérica hasta Francia, Italia, Túnez y Marruecos. Vuela entre mayo y julio.
Hábitat: Zonas de matorral bajo, monte, sotobosque. En general, lugares soleados y con flores.




(c) Javier Díaz Barrera, 2016.